www.flickr.com

Lecturas para entender Mallku Khota y el TIPNIS.

jueves, 12 de julio de 2012

Para quien sigue los hechos en Bolivia, todo le debe causar sorpresa... ya que debemos ser una de las pocas sociedad con capacidad de pasar de la calma a un estado de rebelión, con cierta regularidad.

Comparto las siguientes notas para entender los sucesos actuales;

* Sobre Mallku Khota.

Fernando Molina (ex asesor del gobierno de Goni durante el 2003), escribe lo siguiente en "Bolivia, la revolución continua" :

Los demonios rentistas, que llevan a la gente a extorsionar al Estado con toda clase métodos de “acción directa” han sido responsables, este año, de graves conflictos que con claridad tuvieron al Gobierno en contra.

Los más abiertamente egoístas fueron los impulsados por las comunidades campesinas y los pequeños mineros que pugnaban por apropiarse de yacimientos minerales, o poner bajo su propio control determinadas extensiones de tierras. Estas ambiciones puramente crematísticas han sido responsables, en el último mes, de la pérdida de los contratos que el país tenía con las empresas mineras internacionales Glencore (en mina Colquiri) y South American Silver (en Mallku Khota).

* Sobre el TIPNIS.

Cecilia Lanza en "La batalla del presidente Evo Morales con los indígenas del Territorio Isiboro Sécure":

A estas alturas resulta imposible no mirar lo que sucede en el TIPNIS que parece haber finalmente destapado esa enorme lacra, el narcotráfico, que como bomba de tiempo amenaza con erosionar gravemente al país y que el gobierno de Evo Morales no sólo niega, sino que al hacerlo, se convierte en cómplice.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Palabras Libres, permite todo tipo de comentarios, siempre y cuando no ofendan a la moral y las buenas costumbres. Asi tambien para establecer dialogo agradeceriamos a quienes comentan incluir alguna forma de contacto (direccion de e-mail u otro). Los anonimos son solo eso, anonimos.
Los comentarios perteneces a quienes los escriben...

Articulos recientes

En estos instantes, estoy en