www.flickr.com

Bolivia: La maldición de los recursos naturales.

martes, 6 de febrero de 2007

Mario Ronald Duran Chuquimia (*)

Los impuestos o la vida.

Dicen que a Bolivia se la puede representar como un mendigo sentado en la silla de oro, mendigo victima del exceso de recursos naturales y del capital trasnacional, puesto que la explotación sucesiva de la plata, del guano y del estaño solo dejaron a este país como el mas pobre de Sudamérica.

La estadística que no tiene sentimientos señala que el año pasado se exportaron minerales por un valor de mil millones de dólares pero el Estado recibió en impuestos noventa y cinco millones de dólares, por lo que la administración Morales decidió elevar las tasas impositivas a este sector hasta en un 400%.

Después de la relocalización de 1985, miles de mineros se hicieron cooperativistas, a costo de auto-explotación, con inmensos sacrificios, con manos desnudas a combo, cincel, pala y picote explotaron los exangües yacimientos mineros, doblando la espalda por 16 horas de trabajo diarias sobrevivieron los 20 años de neoliberalismo. Cuando los minerales valían poco, casi nada, ellos seguían trabajando para no morir.

El día de hoy cual hormigas, miles de mineros realizaran una marcha de protesta contra su gobierno, pues apoyaron a Morales con diputados y votación mayoritaria en cada uno de los poblados mineros. Las calles se llenara de mueras al nuevo Impuesto Complementario Minero (ICM), retumbar de cachorros de dinamita, carrillos llenos de coca, columnas de guardatojos, trataran de hacer prevalecer sus derechos, pensando quizás que los oídos de los ministros los escuchen y razonen como los obreros de socavón: “que los precios de los minerales no son estables”.


Ya por la mañana, cual delincuentes, un grupo de mineros que trasladaban cartuchos de dinamita, fueron presentados ante la voracidad de los medios de prensa, para mostrar la labor preventiva de la policía y del gobierno para precautelar la tranquilidad de la ciudadanía. Nadie mencionara las causas de la protesta, ni por que ellos están en la sede de gobierno. En medio de las interminables filas se escucha a un señor de terno y corbata decir: "estos son los que no quieren pagar impuestos", mas alla un grupo les grita: "nacionalización" y se registran enfrentamientos entre ciudadanos.

La falta de una politica minera de largo plazo.

La historia nos dice que los departamentos mineros, principalmente Oruro y Potosí, aportaron ingentes recursos al centralismo paceño y al crecimiento de Santa Cruz, financiando el programa de Victor Paz E., denominado “la marcha al oriente”, los resultados de tal política se sienten todavía en las ciudades capitales de dichos departamentos de economía paupérrima.

A este gobierno y a los anteriores les falto una política minera de mediano y largo plazo, llegando al extremo de que la empresa propietaria del yacimiento de San Cristóbal exporte a ritmos voraces todo su producción a fundidoras en el extranjero, puesto que las plantas de aquí son muy pequeñas. Es decir, repetimos y repetimos un patrón primario exportador.

Pero, sería importante analizar y materializar la conveniencia de re-invertir dichos impuestos en la anhelada industrialización de los minerales, resucitando los proyectos de Karachipampa, nacionalizando Vinto y refundando la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL) con criterios empresariales aplicados por la chilena Corporación del Cobre (CODELCO), para que los cooperativistas por lo menos sean asalariados y las vidas no dependan del mercado de Londres.

Las imagenes fueron tomadas del Google Images.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Palabras Libres, permite todo tipo de comentarios, siempre y cuando no ofendan a la moral y las buenas costumbres. Asi tambien para establecer dialogo agradeceriamos a quienes comentan incluir alguna forma de contacto (direccion de e-mail u otro). Los anonimos son solo eso, anonimos.
Los comentarios perteneces a quienes los escriben...

Articulos recientes

En estos instantes, estoy en