www.flickr.com

Bolivia, Impuestos, Da Vinci.

sábado, 16 de septiembre de 2006

Bolivia: La conspiracion burocratica.

Mario Ronald Duran Chuquimia (*)


    Una de las quejas hechas gritos autonómicos es la que se refiere a que todas las decisiones gubernamentales hasta las mas menudas necesitan el aval de La Paz, tal realidad se palpa hasta en las actividades nimias. Por lo pronto paso a describir una odisea personal, por razones de estudio, necesitaba el software impositivo Da Vinci, programa creado para utilizar plataformas informáticas que evitan la evasión impositiva.

    Desde un café internet descargue los dos programas necesarios Da Vinci y el Frame Network  de Microsoft desde el portal web de Impuestos Internos, grave error, el archivo proporcionado desde dicha página no servía, así que tuve que descargar el mismo desde el sitio oficial de la trasnacional de Bill Gates, entre la descarga y la instalación se me fue casi una hora (1).

    Se me ocurrió la peregrina idea de solicitar dicho software en las oficinas de Impuestos Internos de El Alto, la primera funcionaria que me atendió, amablemente me señalo que en esos instantes no disponía del cidi y que me volviese por la tarde. Tuve que volver horas después, me indican que una funcionaria de ventanilla me iba a entregar el programa, ella saca una lista, abre un cajón repleto de cidis y empiezan las preguntas: para que y en que va a utilizar el software (le explico mi necesidad); si ya he intentado descargar del internet (le explico que un enlace de las descargas no sirve), me asegura que si sirven (se me viene a la memoria que apenas el 2% de los bolivianos accede a internet), me ordena que vuelva a intentar la descarga de los programas de la web (mentalmente me pregunto como les suena download, link, google, etc a los originarios). Le pregunto si me entregara o no el programa. Categóricamente me responde que no, ni siquiera me permite copiar el cd con monedas de mi bolsillo, me dice que necesito una autorización para el copiado. Pregunto por el responsable de la distrital de impuestos de El Alto, me dan un nombre entre dientes, no sin antes mandarme a buscar el programa en las oficinas centrales de La Paz.

    Parece un cuento de fabula, pero tal odisea es sufrida con variantes en las múltiples oficinas del estado por cada uno de los bolivianos, víctimas estoicas de la burocracia, siendo una respuesta común el tradicional: "venga mas tarde" o "vuélvase mañana", tal desidia incluso se refleja para las grandes decisiones del gobierno.

    Tenía razón el presidente Evo Morales al señalar que la burocracia conspira contra su gobierno, los funcionarios estatales para ello asumen una actitud pancista, no todos menester reconocerlo, la maquinaria estatal puede llegar a detenerse sin los engranajes mas pequeños se resisten a avanzar al mismo ritmo que los cambios políticos.

    El Alto – Jachamarka,  14 de Septiembre de 2006, buscando el software Da Vinci.


Notas:
(1) El lector puede descargar el citado programa desde este enlace: http://www.impuestos.gov.bo/Software/DaVinci/dotnetfx.zip
y comprobar después de esperar 15 minutos (tiempo de descarga) que el archivo esta vacío.

1 comentario:

Anónimo dijo...

una droga disque gratis y nada

Publicar un comentario

Palabras Libres, permite todo tipo de comentarios, siempre y cuando no ofendan a la moral y las buenas costumbres. Asi tambien para establecer dialogo agradeceriamos a quienes comentan incluir alguna forma de contacto (direccion de e-mail u otro). Los anonimos son solo eso, anonimos.
Los comentarios perteneces a quienes los escriben...

Articulos recientes

En estos instantes, estoy en