www.flickr.com

Los pongos politicos

miércoles, 30 de noviembre de 2005

Mario Ronald Duran Chuquimia (*).

En Bolivia, pese a los decretos de Bolívar, de Sucre, de Andrés de Santa Cruz, que anulaban la servidumbre gratuita, esta se siguió practicando pues la independencia solo significo que el encomendero se convirtiese en hacendado y el encomendado indígena en siervo. Esta práctica en Bolivia asignaba funciones a los siervos y tenía nombres extraídos del aymará y/o quechua, pongo era el siervo indígena asignado para todas las labores en casa de los patrones, mitani era la persona de sexo femenino que cocinaba para los patrones, un retrato de cruel realismo es descrito por la prosa de Jesús Lara (1). Las sucesivas rebeliones campesinas pretenderían la destrucción del sistema de dominio ejercido por las minorías blancoides, propietarias del gobierno y de la tierra.

Mariano Melgarejo (presidente por asonada militar 1865 -1871), aduciendo que las tierras que pertenecían a la población aymara y quechua, no tenían una función productiva y no pagaban impuestos, mediante ley de expropiación, vendió las tierras a quienes podían pagarlas y repartió las tierras entre sus acólitos, dicho mecanismo fue utilizado para sanear las arcas fiscales ya deterioradas por la vida disoluta del dictador, la resistencia campesina fue vencida a descarga de fusil y metralla de cañón para pesar de las k’orawas (2), palos y machetes de los indígenas. Después de agotada la resistencia, el solar otorgado por los nuevos propietarios al indígena obligaba a este a prestar servicios gratuitos al patrón en la hacienda o en la ciudad.

La guerra federal (1897), entre José Manuel Pando y Severo Fernandez Alonso, que en realidad fue de la ascendiente economía del estaño en contra de los intereses mineros argentíferos ya en decadencia, se inclinaría a favor de Pando cuando este contó con el apoyo de las montoneras indígenas lideradas por Pablo Zarate Willka, mas cuando las masas indígenas pretendieron el autogobierno, sus líderes fueron fusilados y el régimen de servidumbre no cambio para nada. El siervo campesino cambiaba su amargo sino cuando se hacia obrero de socavón, en los tiempos del auge del estaño se convertía en victima de salario de explotación.

La guerra del Chaco (1932 – 1935), entre los países mas pobres de América Latina, Paraguay y Bolivia, logro lo que mas de ciento siete años de vida republicana, no habían hecho, la creación de la conciencia de nación, el señorito citadino, conocía al repete (3) indígena, los pobladores de las minas al oriental dueño de haciendas y a los siringueros, esclavos de la goma y la castaña y afloraban los sentimientos sobre la creación de un nuevo país, pero no era suficiente. Aún después de concluida la guerra se leía en periódicos de la época, un anuncio: “se alquila pongo con taquia”, siervo indígena que no costaba ni siquiera su alimento, la taquia era el excremento animal desecado por el candente sol de la puna utilizado como combustible para que el pongo cocine su alimento, los alquileres pagados eran cobrados por el gamonal.

La revolución de 1952, llevada a cabo por el joven Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), recupero la propiedad de los yacimientos mineros, otorgo tierras al campesino y elimino la odiosa servidumbre; en algunos lugares, los patrones fueron fusilados y en general, los bienes y la tierra repartidos, los fusiles distribuidos entre los campesinos que se convertirían en defensores de la revolución. La Reforma Agraria distribuirá la tierra pero no fomentaría el desarrollo de las comunidades campesinas. Eso si, la revolución acabo con el pongueaje.

Pero, en el nuevo milenio, el pongueaje ha renacido, los pongos no son ahora los siervos indígenas, ni los patrones utilizan látigos para someterlos, ha aparecido el nuevo pongo, el pongo político, ese que trabaja gratis en las elecciones. Elecciones de 1997, de 1999, del 2002, del 2004, del 2005, en todos los procesos electorales actúa el nuevo pongo, ya no es sometido por las amenazas de castigo sino por una promesa, la promesa del empleo, pues tiene la esperanza de que si el partido al cual sirve gana las elecciones, este en mérito a sus trabajos, le otorgue una pega (4). Este siervo, no tiene extracción social definida: puede ser el profesional que no encuentra empleo, u obrero, que solo encuentra empleo de salario mínimo de subsistencia, y si lo encuentran padecen de subempleo, subcontratación, ni tampoco tiene el color de piel definido, pues es moreno o blancoide.

Deformación económica mediante, el Estado boliviano es el mayor empleador, y estos empleos dependen del partido de turno, masacres blancas se registran cada cambio de gobierno, y la pelea por pegas se hace latente después del cambio de gobierno, unos pocos son beneficiados, el resto, los mas, son defraudados. El nuevo gamonal es ya aquel que apuesta dineros para hacerse del poder, las mas de las veces, para beneficio propio. Es la nueva servidumbre que obliga a asistir a las proclamaciones de los candidatos, a aplaudir sus discursos, a esperar algunas monedas durante la campaña electoral, sino es que las ha dado como aporte, a reír y sonreír cuando su amo sonríe, a alabarlo y alabar sus ideas. A trasnocharse pegando afiches y pintando paredes para el partido. A votar por el y el partido. El pongo político padece de una servidumbre que destroza el alma, pues es voluntaria.

(*) El autor fue Secretario Ejecutivo de la Confederación Universitaria Boliviana (CUB).

El Alto/Jacha-marka, a los pies del nevado Chacaltaya, 30 de Noviembre de 2005.

Notas.-
(1) Jesús Lara, escritor boliviano, la novela social por el escrita tiene un fuerte realismo indigenista.
(2) Honda, arma que sirve para propulsar piedras a distancias considerables.
(3) Repete, a la hora de repartir el mísera alimento durante la Guerra del Chaco, los reclutas indígenas, pedían la repetición de la exigua ración, en un mal castellano, de ahí el denominativo.
(4) En el argot boliviano, la pega es una fuente laboral.

Bolivia: La sonrisa de los politicos

lunes, 21 de noviembre de 2005

Mario Ronald Duran Chuquimia (*)

Las paredes de la urbe alteña ya no proclaman “fuera Goni vendepatria” como en Octubre de 2003, ni “expulsar a los franceses de Aguas de Illimani” de la segunda guerra por el agua, actualmente las paredes están llenas de burdos graffitis que dicen “Tuto presidente”, “Evo, nacionalización” y “Samuel da la cara por los bolivianos”. Son tiempos de elecciones. En todos los muros ya de adobe o de ladrillo, revocados con estuco o cemento aparecen pegados con engrudo de fabricación casera los afiches con la foto del candidato las mas de las veces, sonriendo o con una pose amable o una mirada soñadora, la sigla del partido político o de la agrupación ciudadana y un slogan amistoso. Los postes de alumbrado público lucen apéndices que sostienen banderas o afiches multicolores y sostienen poste a poste pasacalles con el nombre de los candidatos a la presidencia, prefecto, senador y diputados. Las calles se llenan de sones de cumbia villera adaptada para la candidatura especifica, los aires nativos son adaptados para el mismo fin. Los políticos se han vuelto bondadosos por obra y gracia de la necesidad de nuestro voto, único bien que les es valioso. Viajando por la autopista que une La Paz y El Alto, gigantografías artesanales e industriales, muros pintados proclaman las bondades de los candidatos y lucen pintas con insultos, denuestos y medias mentiras sobre los mismos.

Llegar a la histórica Plaza San Francisco y mirar los alrededores es ser observado por candidatos siempre sonriendo, felices como si quisieran contagiarnos, ¿acaso ya no vivimos en la Bolivia de la pobreza y la miseria lacerante, la de la revuelta social latente, la de la guerra civil inminente?. Los políticos nos sonríen desde sus afiches, cuando pasan por la calle, desde las pantallas de televisión, pero Bolivia no tiene motivos para superar el rictus eterno del subdesarrollo, se han acumulado muchas demandas de diversos caracteres: políticos, sociales, económicos, y son pocas las propuestas que se escuchan para dar soluciones a estos, los uno y mil estudios con las respuestas se han convertido en reliquias de biblioteca que pocos consultan. El debate de las ideas y propuestas han sido puestos en el rincón mas oscuro de una habitación que nadie visita, la guerra sucia entre unos contra los otros ha tomado cuerpo y sigue creciendo, son mucho mejores los insultos ante la falta de ideas. Los análisis y acciones del futuro gobierno se reducen a que si Evo Morales del Movimiento Al Socialismo (MAS) gana, ¿cómo se enfrentara a la oligarquía cruceña, a un Senado y Prefectos de oposición?, y si Tuto Quiroga de Poder Democrático Social (PODEMOS) gana, ¿como se enfrentara a los “movimientos sociales” y a una cámara de diputados fragmentada?. El común denominador para ambos es el enfrentamiento.

Las elecciones generales que muchos pensaron que se convertirían en soluciones, solo tienen efecto anestésico, pues los males que aquejan a Bolivia siguen latentes y sin cura. La idea de un gran acuerdo nacional entre los actores políticos para transformar Bolivia y promover el desarrollo social, económico y cultural no esta incluido en la mente y la agenda de los candidatos, pues cada uno de ellos piensa en los mecanismos para tumbar al otro, el uno augurándole al otro una repetición de la gestión de Hernán Siles Z. y la Unión Democrática y Popular, y el otro viendo en el cielo del uno, el helicóptero de Goni. Así como están las diferencias insalvables, Bolivia solo tiene como futuro una vorágine social de imprevisible desenlace. Pese a que todos presienten lo que va a suceder, los candidatos nos miran sonrientes.

La Paz/Chuquiagumarka, 20 de Noviembre de 2005.

(*) El autor fue Secretario Ejecutivo de la Confederación Universitaria Boliviana.

Evo y la gobernabilidad

lunes, 14 de noviembre de 2005

Bolivia: Evo y la gobernabilidad.
Mario Ronald Duran Chuquimia (*)

Elecciones del 2002. Un sonriente Manfred Reyes Villa, candidato a la presidencia por la Nueva Fuerza Republicana (NFR) daba por descontada su victoria, los dígitos mas bajos de las encuestas le asignaban el 30% y las mas optimistas un techo del 45% de la preferencia del electorado boliviano. Los asesores americanos e israelíes de Gonzalo Sanchez de Lozada (GSL) trabajan a toda maquina para arrebatar la victoria cantada del capitán Reyes Villa, utilizan todas las armas facilitadas por la mercadotecnia: la medición del impacto de la propaganda electoral, el análisis de la tendencia electoral mediante grupos focales, la guerra sucia de frente y por la espalda, recursos estrambóticos como la posible vinculación de Manfred con Sun Myung Moon, toda arma es utilizada para hacer caer al NFR. El uso de estos recursos rendiría sus frutos. También se utilizo al embajador del imperio americano, Manuel Rocha, la re – inauguración de un aeropuerto en el trópico cochabambino fue utilizada para que este funcionario yanky muy suelto de cuerpo, declare: “que su gobierno vería con malos ojos la elección de Evo Morales”, dicha amenaza volcó la preferencia electoral de una importante masa poblacional que buscaba el cambio hacia el Movimiento al Socialismo (MAS), ubicándolo en un inesperado segundo lugar y con posibilidades de pelear la presidencia en la segunda vuelta parlamentaria.

Elecciones de 2005. La cúpula del MAS analiza la posible composición del Parlamento y del Senado antes de la inscripción de candidatos, pues fruto de las elecciones municipales del 2004 se han convertido en la primera fuerza política boliviana, es así que deciden asegurar la gobernabilidad de Evo inscribiendo candidatos a diputados y senadores a personas consecuentes y leales con este proyecto político, niegan la posibilidad de cualquier tipo de alianza a los alcaldes agrupados en el Frente Amplio Municipalista, solo les interesa los acuerdos con los denominados “movimientos sociales”.

Elecciones del 2002. El Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) – Nueva Alianza, juega sus cartas bien desde el principio, trata de asegurar la Cámara Alta del parlamento boliviano, que asigna tres senadores por departamento, dos para la primera mayoría, uno para la segunda, apuesta con candidatos conocidos de la línea dura rosada, sus cálculos no fallan, el MNR obtiene 11 senadores, el MAS, 8, el MIR, 5, la ADN, 1, la estrategia asumida ha mostrado sus aciertos. Su principal opositor la NFR solo obtiene, 2 senadores

Elecciones del 2005. En diciembre de este año, por primera vez se elegirán gobiernos departamentales, mediante la figura del Prefecto, las encuestas no mienten, los candidatos del MAS, son segundos en todo el país, excepto Oruro, en algunos casos con 20 puntos de diferencia entre el primero y el segundo. El candidato autonomista de Santa Cruz, Rubén Costas de Autonomía para Bolivia, no tiene oposición al frente, es ya seguro prefecto, lo mismo pasa con Mario Cossio de Encuentro Regional en Tarija, José Luís Paredes de PODEMOS en La Paz y Manfred Reyes Villa de la Alianza por la Unidad Cochabambina. La Bolivia del poder regional ha nacido.

Elecciones del 2002. La composición del parlamento boliviano, resultado del proceso electoral, es la siguiente, en base a los datos oficiales proporcionados anoche por la Corte Nacional Electoral:
1.- MNR (22,45 %): Primer lugar en Chuquisaca, Santa Cruz, Beni, Pando. 11 senadores y 36 diputados.
2.- MAS (20,94 %): Primer lugar en La Paz, Cochabamba, Oruro,
Potosí. 8 senadores y 27 diputados.
3.- NFR (20,91 %): 2 senadores y 24 diputados.
4.- MIR (16,31 %): Primer lugar en Tarija. 5 senadores y 26
diputados
5.- MIP (6,09 %): 6 diputados 6.- UCS (5,51 %): 5 diputados 7.- ADN (3,39 %): 1 senador y 4 diputados.
8.- LyJ (2,72 %): 1 diputado
9.- PS (0,65 %):1 diputado
10.- MCC (0,63 %)
11.- CONDEPA (0,37 %)

Elecciones del 2005. Evo Morales anuncia, en una entrevista televisiva, que las encuestas de la Embajada Americana le dan la victoria en cinco departamentos de los nueve del país. Los trascendidos de dicha encuesta muestran los siguientes datos: Evo, 30%, Tuto Quiroga de PODEMOS, 25%, Samuel Doria Medina de Unidad Nacional, 21%, los análisis muestran tendencias ascendentes para Evo Morales y Doria Medina.

Elecciones del 2002. Reyes Villa es la imagen de la desolación, 600 votos menos lo han convertido en el tercer candidato mas votado. El resentimiento en contra de GSL y el MNR le hace pensar incluso en votar por Evo Morales. Jaime Paz Zamora del MIR, llega a un acuerdo con el MNR a cambio del 50% de los ministerios y el apoyo a JPZ en el 2009, Sánchez de Lozada es electo presidente, pese a que ocho de cada diez bolivianos, le denomina vendepatria.

Elecciones del 2005. Las simulaciones electorales, resultado de las encuestas que miden la intención de voto del grupo Usted Elige, que reúne a mas de 100 medios de comunicación bolivianos, arrojan la posible composición del Senado: 15 senadores para PODEMOS, 10 para el MAS, 1 para el UN y 1 para el MNR. Tal será la composición de la Cámara Alta (obviamente, si las elecciones fuesen hoy).

Elecciones del 2002. Pese a tener la mayoría simple en la Cámara Alta, GSL no las tiene todas consigo, no tiene la Cámara Baja, la de diputados, sabe que se convertirán en un serio obstáculo para gobernar en resonancia con los dictados de los principales cancerberos del imperio: el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Y tiene una economía tocando fondo, resultado de las reformas de su último gobierno des - nacionalizador. Es el comienzo del fin.

Elecciones del 2005. La estrategia del MAS de inscribir candidatos fieles a la línea del partido le funciona a medias, en algunas circunscripciones electorales recibirán el apoyo del electorado, en otras ni hablar, ni en su calle los conocen. Los estrategas masistas han cometido un error, solo están trabajando en la imagen de Evo Morales y Álvaro García Linera, descuidando prefectos y diputados uninominales, y este error se hace patente en cada rincón del país. Han asegurado la presidencia para Evo, pero no la gobernabilidad. No tendrán mayoría en el Senado y tendrán una Cámara de Diputados fragmentada. En estas condiciones: ¿es prudente que el MAS sea gobierno?.

La Paz/Chuquiagumarka, 14 de Noviembre de 2005.

(*) El autor fue Secretario Ejecutivo de la Confederación Universitaria Boliviana.

El conflicto de las universidades publicas

sábado, 5 de noviembre de 2005

Mario Ronald Duran Chuquimia (*)

Después de huelgas de hambre y medidas de presión por parte de los municipios y universidades publicas bolivianas, el gobierno accedió a repartir los recursos provenientes del impuesto directo a los hidrocarburos (IDH), específicamente a las universidades, se les otorgo aproximadamente cincuenta millones de bolivianos anuales por departamento. Estos recursos originan problemas debido a su distribución.

En el caso de la Universidad Nacional de Siglo XX (UNSXX) ubicada en Llallagua y la Universidad Autónoma Tomas Frías (UATF) que se encuentran ubicadas en el departamento de Potosí, después de bloqueos y marchas ejercidos por autoridades, docentes y estudiantes de la UNSXX, se llego a un acuerdo que establece la distribución equitativa de dichos recursos.

En el departamento de La Paz, coexisten dos universidades, la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y la Universidad Pública de El Alto (UPEA), una primera distribución establecía la asignación del cincuenta por ciento de dichos recursos a cada universidad, que motivo la protesta y el cierre de de predios universitarios de la UMSA, así como la articulación de medidas de protesta, para evitarlos el gobierno llegaba a un acuerdo con San Andrés mediante el cual se asignaba el 70% de los recursos a la UMSA y el porcentaje restante a la universidad alteña, previa aceptación de esta.

Las autoridades de la UPEA rechazaron dicho acuerdo establecido a sus espaldas exigiendo una distribución 65/35. Las negociaciones propiciadas por el Defensor del Pueblo, Dr. Albarracín, se declararon rotas el viernes último, ya que una resolución del Consejo Universitario (HCU) de San Andrés establecía el veto y por ende, el despido, de las autoridades y docentes de la UPEA que tuviesen una relación laboral con la UMSA. Las autoridades de la UPEA exigen para empezar a negociar la anulación de dicha disposición. Para este lunes, se han convocado a diversas asambleas en predios de la UMSA, para asumir decisiones. El problema para los estudiantes de San Andrés es que se esta en época de exámenes finales, se pone en duda la implantación de los cursos de nivelación de fin de semestre y el riesgo es el de perder el año.

Realizando un recuento histórico sobre la génesis de la UPEA, es necesario mencionar que fue fruto de las movilizaciones del pueblo alteño y que para su organización se requirió de un estudio de consultoría que fue realizado por el actual rector de San Andrés, Roberto Aguilar, dicho apoyo fue sancionado por el HCU de entonces con la iniciación de un proceso universitario a dicho docente, luego de una huelga de hambre de esa persona quien aducía el respeto al ejercicio profesional, dicha medida fue levantada por el HCU; así también apoyaron a la creación de universidad alteña, militantes troskistas del POR/URUS, que se inscribieron como estudiantes y docentes de dicha casa superior de estudios. Dicha universidad atravesó diversos problemas en su administración: en sus inicios se convirtió en botín de guerra de la COR, los gremiales y la Fejuve alteña, la dirección ejercida por la curia alteña fue rechazada, los intentos del gobierno de Banzer por controlarla degeneraron en actos de corrupción y la división en dos sedes universitarias de la UPEA. Fueron los protagonistas en los diversos levantamientos populares bolivianos. Una anécdota necesaria e interesante es que ante la ausencia de mas de tres años de la Federación Universitaria Local de la UMSA, se constituyo al calor de las movilizaciones un Comité de Movilizaciones que se subordino a la Asamblea Popular Nacional Originaria (APNO) que tenía una fuerte presencia alteña. También que en plena efervescencia social para la fundación de la UPEA, una autoridad universitaria planteo la expulsión de San Andrés de los por entonces 17000 estudiantes alteños … que se han convertido en 30000.

En cuanto al instrumento de sanción aplicado a los docentes de la UPEA que trabajan en la UMSA, es necesario establecer que la figura del veto universitario no esta reconocida por el estatuto orgánico, existiendo una figura que solo se aplica a aquellos que hubiesen servido de agentes en tiempos de dictadura. Su uso fue desechado ya que se prestaba a alegres e irresponsables aplicaciones de este instrumento, las mas de las veces fue utilizado para eliminar la oposición política vulnerando los derechos democráticos.

Así también en artículos anteriores establecí que la Universidad sea cual fuere su ubicación geográfica al exigir el pago del IDH, no contribuye al desarrollo de nuestro país, ya que solo fomenta la vocación rentista que se ha convertido en un mal nacional; y que, un promedio de 85-90% del presupuesto asignado a la universidad se utiliza en pagar sueldos a docentes y administrativos; y que por diversos medios, trámites de títulos de bachiller, profesionales y otros, entre ellos la figura del aporte voluntario/obligatorio se esta traspasando esa brecha financiera a los estudiantes, ya que con esa desproporción en la asignación de recursos, ¿con que dinero se atiende investigación, infraestructura y otros?.

Es urgente en la universidad pública una reforma universitaria que cambie de raíz estos males, que promueva el acceso planificado a la educación superior, la generación de mejores condiciones de estudio a estudiantes de pre – grado y la creación de oportunidades laborales.

La Paz/Chuguiakumarka, 05 de Noviembre de 2005.

(*) El autor fue miembro del Honorable Consejo Universitario de la UMSA en tiempos de la creación de la UPEA, es parte de los 30000 alteños que estudia en San Andrés.

Bolivia: GOLPE DE ESTADO

martes, 1 de noviembre de 2005

Mario Ronald Durán Chuquimia (*)

Las radios habían sido silenciadas, los pocos informes que llegaban decían que un coronel se había proclamado Presidente con el apoyo de tanques, tanquetas, ametralladoras, soldados y el correr de sangre inocente, desconociendo al gobierno democráticamente electo.

La Central Obrera Boliviana, la Confederación Sindical de Trabajadores Campesinos, los partidos demócratas, el pueblo boliviano en su conjunto, resistían con piedras y palos, con barricadas improvisadas, bloqueos, panfletos a la negra noche de la anunciada dictadura.

El bloqueo campesino demostraba su eficacia, no solo los caminos amanecían cubiertos con piedras, sino que los alimentos no eran transportados a las ciudades. La huelga general indefinida era acatada en las minas, en los centros fabriles… las maquinas no se mueven solas.

Las detenciones, desapariciones y asesinatos de dirigentes sindicales, de partidos de oposición, de gente inocente se convirtieron en el pan del día, se buscaba silenciar las voces de protesta.

El coronel trato de establecer un gobierno cívico – militar con apoyo parlamentario, este acuerdo fue rechazado por el pueblo boliviano. La embajada americana no presto el apoyo comprometido debido a la presión internacional, solo algunos gobiernos reconocieron al gobierno espurio. Se decía que los servicios de inteligencia chilenos prestaban asesoramiento al dictador en ciernes. Paramilitares tenían licencia para matar.

El coronel mencionado era Alberto Natush Busch, la fecha del golpe de estado, 1º de Noviembre, el año 1979, los muertos doscientos ochenta para ocho días de resistencia, al final, el 13 de Noviembre, ante mediadores de la Iglesia y representantes políticos, resguardados por una gigantesca marcha popular; en completa soledad, aislado y sin apoyo Natush pactaba el retorno a los cuarteles entregando el poder a Lidia Gueiler, presidenta de la Cámara de Diputados.

El golpe de estado solo beneficio al dictador Pinochet puesto que hecho por tierra la victoria diplomática conseguida un día antes de la asonada militar, en la asamblea de la Organización de Estados Americanos, la que mediante resolución expresa apoyaba la justa demanda marítima de Bolivia.

Ninguno de los responsables de la masacre sería juzgado, inclusive algunos continuaron su carrera política, siendo el caso mas emblemático es el del candidato vicepresidencial del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) para las elecciones de 2005, Guillermo Bedregal quien fuera canciller del régimen. Los intentos por enjuiciarlos fueron acallados con el golpe de estado de García Meza.

¡Honor y gloria a los caídos en defensa de la democracia!.

La Paz/Chuquiagumarka, 1º de Noviembre de 2005.

(*) El autor fue Secretario Ejecutivo de la Confederación Universitaria Boliviana.

Articulos recientes

En estos instantes, estoy en