www.flickr.com

Bolivia: Lenin y Solares

sábado, 22 de mayo de 2004

Jaime Durán Chuquimia

Invierno de 1896. Vladimir Lenin está encarcelado mientras escribe “El desarrollo del capitalismo en Rusia”, obra magistral en la que el genio descubre la naturaleza de la evolución del avance de la sociedad rusa. Con la habilidad de un cirujano desmenuza las causas por las que Rusia está donde está y no en otra parte. Así llega a la conclusión que el país todavía es feudal en esencia, por lo tanto amerita promover una revolución de corte burgués, pero, habiendo descubierto los secretos de la dialéctica materialista, en un giro majestuoso cual desenvainar de sable, anuncia que eso no quiere decir que sea la burguesía la que debe dirigir el cambio: el proletariado, aunque pequeño en número, puede llevar adelante las tareas democrático-burguesas.Verano de 2003. Jaime Solares está sentado frente a su televisor escuchando el mensaje presidencial. No le interesa lo positivo que pueda traer al país; él, cual sabueso bien entrenado, busca los errores, los huecos, “el paquetazo”, la excusa que le permita tratar de incendiar al país. Busca la bandera que le permita iniciar la lucha. No hace mucho ha declarado la guerra. No le interesa consensuar el levantamiento de masas. Desea repetir la hazaña de octubre, donde fue el primero que lanzó el grito libertario por la recuperación del gas. ¿Proyecto de país? Eso no le interesa al insigne líder, de las cenizas de Bolivia se levantará la nueva Bolivia. Aquella que volverá a armarse confiados en la “creatividad de las masas” que en algún libro, cuyo autor no recuerda, mencionó alguna vez.Octubre de 1918. Lenin está ante sus discípulos, diserta sobre la grandeza de Hegel, un teórico burgués de tomo y lomo a quien admira de sobremanera. Pregunta a sus seguidores ¿qué es el valor? y a coro le responden “es el trabajo objetivado en la mercancía”. Mientras escucha, lamenta no tener mejores entrenados. Sonríe, la naturaleza no ha sido generosa con la inteligencia de sus seguidores. “El valor es esencial y concretamente una relación entre hombres, de ahí que el cambio sea inmanente a él”. No hay nada de metafísico en el concepto, dice, mientras explica las ventajas del libre mercado y cómo significó un avance en el desarrollo de las sociedades, aunque, ahora, en el mundo haya la necesidad de sustituirlo por otros mecanismos.Marzo de 2004. Solares está entre los suyos. Desprecia a los librepensadores, a quienes mira como vendedores de las justas demandas del pueblo, cree que encierran a las masas en sortilegios cuya única solución es transar con el Gobierno: esos traidores. Aprecia a los otros, los que gritan, los arrojados, no razonan mucho, actúan. A ellos la historia les tiene un lugar reservado, son los héroes que sin mucha teoría cambian la historia. En la intimidad, también admira a Guillermo Lora, pero no le perdona que lo llame “burócrata”. Hay cosas que duelen. Imagina el futuro: la patria de los trabajadores. Triunfará donde otros fracasaron. Su nombre será inscrito junto al de Lenin, quien, por supuesto, si viviera, admiraría al gran Solares, paladín del socialismo.

El centralismo kolla.

jueves, 20 de mayo de 2004

Mario Ronald Duran Chuquimia (*)
Un anhelo de los demás departamentos, es poder ser ejes importantesen su entorno geográfico, para así poder administrar mejor susrecursos, bienes, etc, de acuerdo a usos y costumbres (eso suena muylindo), por eso las banderas de la descentralización, son agitadasincesamente.
Durante el sexenio (1946-1952), cuando el MNR (el de antes, no el deahora), hacía revoluciones, era sintomático, todo dependía de LaPaz, si la radio anunciaba que el MNR era gobierno, en los demásdepartamentos, se imponían autoridades. Si las noticias, decían queel golpe había fallado, los demás, acataban y restituían autoridadesdel gobierno.
Octubre de 2004, el valeroso pueblo alteño, que ponía su pecho a lasbalas asesinas sin un horizonte claro, sabía, porque estaba enhuelga general indefinida: había un culpable de la crisis, elgringo, había capitalizado, mejor dicho regalado, las empresasnacionales, había relocalizado a los mineros, tenía un largo rosariode deudas con los migrantes. Un solo interés movía al pueblo, que sevaya el gringo. Nada se decía del gas, de la Constituyente, soloquerían que quien tenía el puñal, desaparezca.
El golpe de los emenerristas, estallo antes de lo previsto, sinarmas, sin balas, con compromiso de algunos militares, interesadosen el cambio de guardia en palacio. Los cinturones obreros de VillaVictoria, se levantaron en armas, con consignas específicas:Nacionalización de las Minas, Reforma Agraria. Peleaban conobjetivos claros, era la victoria o la derrota.
Domingo, las radios alternativas, daban su micrófono, para que porteléfono, de viva voz de los reporteros, toda Bolivia escuche lametralla, el grito de los heridos, las explosiones de petardos, elgrito desesperado de la gente pidiendo auxilio. Y como una mareaincontenible el pueblo respondería los días siguientes, insurrecciónen las ciudades andinas, marchas campesinas y del pueblo en el valle y en los llanos. La huelga general era un grito silencioso en todoBolivia. La consigna: que se vaya el gringo, que quiere regalar otravez nuestros recursos naturales.
En Santa Cruz, todo se limito a un cambio de guardia, hubo escasaprofusión de tiros, al contrario de Oruro, cuando los minerosderrotan militarmente a quienes habían sido soldados victoriososdurante tantos años y preparan su arremetida contra La Paz.Victoria, de la dinamita contra los fusiles, un convoy armado espreparado, pero la revolución triunfaba ya en La Paz.Santa Cruz, clama por la descentralización: las dos Bolivias, la quetrabaja y la que bloquea.Se moviliza la Unión Juvenil Cruceñista,para detener la marcha campesina que venía desde Yapacaní y nopermitirles el paso a la plaza central. No conciben el desarrolloconjunto con sus vecinos kollas, no se dan cuenta o no quieren darsecuenta, que la burbuja en que viven es construida con los brazos delos todos, kollas incluidos.
La revolución ha triunfado, del avión baja Victor Paz, el compañeroJefe, en los hombros de los mineros, en un mar de gente y defusiles. El resto del país quería integrarse, quería ser uno,queremos ser Bolivia, nacieron proyectos como la integración con elOriente, la diversificación económica: se trataba de construirsueños.Mayo de 2004. Cada región quiere su propio país o por lo menos, unpaís de media luna, un Felipe Quispe que quiere reconstituir elKollasuyo.
Un gobierno que quiere profundizar la Descentralización,pero, signos de nuestros tiempos, la oposición nació de laFederación de Maestros de tendencia troskista (¿y laautodeterminación?) y con el apoyo de los maestros en todo el país,se hicieron uno, media luna incluida, para seguir con elcentralismo, la consigna: muera el D.S. 22407, decreto que tratabade profundizar la Descentralización. Donde están los que, comitéscívicos mediante, decían, somos la voz del pueblo y el pueblo quiereautonomía. Cuando llegaremos a comprender que la unión hace lafuerza.
El Alto, 17 de mayo de 2004. Hrs.: 20:23.
(*) El autor es estudiante de Ingeniería Industrial y SecretarioEjecutivo de la Confederación Universitaria Boliviana (C.U.B.)
(El original de este articulo fue publicado en el siguiente enlace:
url: http://www.google.com/search?q=cache:_AiKmZNbllcJ:espanol.groups.yahoo.com/group/tribuna_boliviana/message/109+%22centralismo+kolla%22+%2B+%22duran+chuquimia%22&hl=es&lr=lang_es

Octubre Negro, El Alto, Bolivia y la UMSA

viernes, 7 de mayo de 2004

Mario Ronald Duran Chuquimia

Como las elites intelectuales de la UMSA, se apropian del discurso y acciòn del Octubre Negro de la ciudad de El Alto,para fines electoralistas.

La Universidad y los muertos de Octubre Octubre de 2003, Domingo El Alto: Días de paro total, ni una mosca se mueve hasta que el gringo se vaya. Voces populares, voces de migrantes campesinos, en la imaginación popular, el gringo no es presidente, un adjetivo: vendepatria. Una pregunta: ¿donde están los beneficios de la capitalización?. Si el gobierno dice que estamos bien, ¿porque no hay trabajo? Ciudad de La Paz, Zona Sur: noticias de El Alto, creo que Afganistan esta mas cerca. Magia de Multivisión. La indiada. Esos cholos, porque friegan tanto. Goni ya debía dictar Estado de Sitio. Lo único malo es que el Shopping 16 de Julio (solo jueves y domingo) esta cerrado. Las balas silbaron. Por la razón o por la fuerza. Que aprendan estos indios. Convoy militar, tratando de pertrechar con gasolina y municiones a los regimientos policiales. Río Seco lleno de sangre. Voces populares por las radios piratas, por Erbol, Fides, Pachamama, transmitían el gemido de un pueblo acostumbrado a poner la espalda y dar la mejilla. Uno, dos, diez, cien heridos, muertos. Libranos Señor de Sanchez Berzaín. Los hospitales llenos al tope, falta de todo, vendas, desinfectantes... Quien juega hoy, ¿porque no hay futbol?. Guerra, ¿dónde?. Balas, heridos, muertos, ¿dónde?. Río Seco, ¿donde queda eso?. Camino a Copacabana. Ah. ¿Cuando terminara todo esto?. ¿y el Estado de Sitio?, ¿quién es Solares?, ¿quién es de la Cruz?. ¿Porque no quieren que se exporte el gas por Chile? Arica es linda. El gringo se ha ido, con maletas llenas de dinero, va ha salir del aeropuerto, ahora es cuando. Juramento a Carlos Mesa. No hay festejos en El Alto, estamos de luto. La huelga de hambre lo ha tumbado. Vale mas una huelga de notables, que tres mil mineros en Patacamaya, dinamita en mano; mas que cinco mil indios sobre La Paz. La marcha por la vida llego a La Paz, dieciocho años después Febrero, Marzo, Abril de 2004. Ciudad de La Paz. Elecciones de Autoridades Universitarias: Banderas de Octubre, nosotros sacamos a Goni, ayudamos al pueblo, expulsamos al gringo vendepatria, estuvimos en las marchas, hicimos huelgas de hambre, expulsemos a los neoliberales de la Universidad. Gloria a los caídos de Octubre. Concurso de quien niega mas al neoliberalismo, quien es del pueblo, quien a luchado junto al pueblo. Todos somos del pueblo. Borrón y cuenta nueva. Si los alteños quieren Universidad, hay que sacar a los diecisiete mil estudiantes que viven en El Alto, pero estudian en San Andres (palabras que se escucharon en el Honorable Consejo Universitario, sobre la UPEA). Quinientos bolivianos para cursar el Pre-Facultativo. Discriminación. Implantemos los Aportes Voluntarios/Obligatorios. Elevación de valores universitarios. Bonos de Te, de San Andrés. Pulpería. Echemos nuestro silencio cómplice al olvido. En Octubre lavamos nuestros pecados. Ciudad de El Alto: Heridos, compensación económica de acuerdo a la gravedad de la lesión. Muertos, cincuenta mil bolivianos. Los “heridos leves” en huelga de hambre. El pueblo alteño, bien gracias, sin trabajo, sin educación, sin servicios básicos. Seguimos peleando. Si tenemos suerte comemos hoy día, mañana, quien sabe. Han cambiado las cosas. Ya no hay partidos. FEJUVE, COR, Sindicato de Maestros se reparten las pegas. ONG’s luchan contra la pobreza, creando mas ricos. Mas plata para los pobres, para que no se levanten. Cinco millones de dólares de la USAID. Nosotros pusimos los muertos, ellos, los discursos.

El Alto, 14 de Abril de 2004

(El presente articulo fúe publicado en Indymedia Bolivia en el siguiente enlace: http://newswire.indymedia.org/en/newswire/2004/05/802733.shtml
el 07 May 2004 16:45 GMT)

Articulos recientes

En estos instantes, estoy en